Desmontando mitos: espinillas, granos y puntos negros

Escrito por QMDP el 3 septiembre, 2014

El acné es una de las enfermedades más comunes de la piel. Suele ser de carácter inflamatorio y a veces infeccioso. Ocurre en nuestra piel cuando se obstruye el folículo piloso y la glándula sebácea asociada debido, generalmente, a un aumento de la producción de grasas de nuestro cuerpo.

Esta enfermedad afecta a un 60/80% de la población juvenil pero puede aparecer a cualquier edad. Las lesiones provocadas por el acné se conocen como comedones, una mezcla de sebo y queratina que taponan el conducto pilosebáceo. Si es abierto es lo que se conoce como punto negro y si es cerrano es lo que llamamos espinillas o granitos.

Si los comedones evolucionan a pústula, pápulas o incluso quistes recomendamos acudir al dermatólogo para que nos decidir el tratamiento.

Para los adolescentes el acné supone un quebradero de cabeza por lo que es crucial que sean constantes en el tratamiento. Además, como recomendaciones para tratar el acné inicial:

  • Tenemos que llevar a cabo una limpieza diaria con un gel específico (2 veces al día)
  • Podemos usar una mascarilla desincrustante (2 veces por semana)
  • Para puntos negros o espinillas tenemos en nuestra farmacia habitual cremas antinflamatoria, antimicrobiana o quetoreguladoras.
  • Estas opciones resecarán nuestra piel por lo que se aconseja acompañarlas con cremas hidratantes

Por otro lado, estas acciones son más efectivas siempre y cuando cuidemos nuestra piel del sol y en el caso de personas que usan maquillaje, opten por uno adaptado a su situación.

Si os gustan nuestros vídeos no dejéis de suscribiros a nuestro canal de YouTube.

 

, ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario