Eliminar cicatrices. Crema y tratamiento

Escrito por QMDP el 6 julio, 2015

La piel está sometida a múltiples agresiones externas, desde factores físicos, como pueden ser el frío o el calor hasta las intervenciones dermatológicas y quirúrgicas. Tenemos que saber que las lesiones pueden tener distintos grados de severidad y hay heridas que se reparan espontáneamente, mientras que otras requieren tratamientos específicos. Los factores que influyen en el proceso de reparación son tamaño, localización y profundidad de la lesión.

Las heridas más superficiales afectan a la epidermis, la capa más superficial de la piel, mientras que cuando las heridas son más profundas, tenemos que reparar la Dermis, lo que requiere un poco más de cuidado.
Nuestro mayor enemigo en cualquier tipo de lesión es el Sol, la exposición predispone a un oscurecimiento del tejido lesionado.

Los cicatrizantes con factor de protección son una buena elección en el tratamiento de heridas. Otros productos que nos pueden ayudar a mejorar la cicatrización son:
El ácido hialurónico, que repara e hidrata, la Alantoína, que calma el picor y la tirantez, la glicerina, que proporciona hidratación y elasticidad y un viejo conocido del que ya hemos hablado más veces, el Centella Asiática, que acelera el proceso de cicatrización de la piel agredida, disminuyendo el tiempo de reparación.

La limpieza de la herida resulta fundamental, respetando los tiempos de cuidado de cada herida, ya que si se infecta cicatrizará mal. Es muy importante no aplicar productos dermocosméticos en la herida mientras esta siga abierta. En el caso de que haya cicatriz, es importante actuar cuanto antes y no es verdad que si tienes una cicatriz desde hace tiempo no pueda ser tratada, pero siempre será mejor una pronta intervención.
También es cierto que las personas jóvenes cicatrizan mejor sus heridas que las personas mayores. Al envejecer, la regeneración de la piel empeora, por lo que la cicatrización se ve comprometida.

, ,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario