Los medicamentos no se comen

Escrito por QMDP el 19 septiembre, 2018

Son muchos los padres, y no tan padres, que al pedir un medicamento en la farmacia consultan si hay alguna variedad con buen sabor, porque si no su hijo no lo toma. Es cierto que existen muchos medicamentos por vía como jarabes, sobre, comprimidos efervescentes oral que no tienen buen sabor pero es que ese no es el objetivo, no son alimentos.

Los laboratorios farmacéuticos en muchas ocasiones se preocupan por ocultar las condiciones organolépticas de los medicamentos para que sean más agradables al gusto, al olfato o incluso a la vista. Lo hacen porque es un factor que influye en el cumplimiento de la toma de los tratamiento sin afectar a su eficacia pero tampoco se pretende que estén ricos. Puede resultar peligroso que los medicamentos tengan muy buen sabor, sobretodo en los pediátricos, pues si en un descuido quedan al alcance de los niños y estos lo relacionan con un buen sabor podrían tomarlo sin control produciendo daños en el organismo.

Recordemos que de pequeños nos daban la llamada “aspirina infantil”, una variación del ácido acetil salicílico que tenía buen sabor, todavía son muchos los padres y abuelos que acuden a la farmacia en busca de este medicamento pero todos los compuestos pediátricos con acido acetil salicílico fueron retirados del mercado hace años, en niños ciertas dosis de este acido puede causar síndrome de Reye, que daña el hígado y el cerebro. No es recomendable suministrar medicamentos a los niños en cuchara pues las dosis son muy delicadas, en el envase del medicamento encontraremos el dispositivo de medición adecuado para cada toma.

Si quieres saber más acerca de este tema o conocer otros medicamentos que pueden ser delicados en niños visita este completísimo post de nuestros amigos de Farmacia Alegre Pérez.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario