Picor en la piel: cómo aliviarlo y tratamiento.

Escrito por QMDP el 14 mayo, 2015

Si te pica la piel te vamos a ofrecer soluciones para evitar el picor, hidratar nuestra piel y de esta manera recuperar y proteger nuestra barrera lipolipídica. Este picor en la piel puede deberse a distintas causas como puede ser la piel seca, psoriasis, urticaria, eczemas o distintos tipos de dermatitis como puede ser la dermatititis de contacto, dermatitis seborreica, dermatitits atópica.

La dermatitis atópica, también conocida como piel atópica, es una de las más comunes. Es un trastorno crónico de la piel que afecta a la dermis y a la epidermis. Provoca además, lesiones inflamatorias, picor y descamación de la piel. Lo más molesto es el picor de nuestra piel por lo que si conseguimos atajarlo será más difícil que nos rasquemos evitando así las lesiones que este comportamiento provoca en nuestra piel.

Este tipo de dermatitis afecta sobre todo a bebés y con el tiempo en la edad adulta puede llegar a desaparecer. Puede estar relacionada con pacientes que tienen asma u otro tipo de alergias.

Desde QMDP os recomendamos el uso de cremas y lociones que tienen Polidocanol y Urea. El polidocanol es un anestésico tópico y nos va ayudar a aliviar el picor en menos de 5 minutos. La urea nos va ayudar a hidratar la piel y a mantener el equilibrio lipolipídico. Estas cremas se utilizarán en zonas localizadas y las lociones para zonas más extensas.

Con este tipo de productos podemos reducir el uso de corticoides tópicos que durante un uso muy prolongado puede resultar perjudicial para nuestra piel. Además, este tipo de lociones y de cremas se pueden usar de forma preventiva y a cualquier edad para todo tipo de picores. Un buen complemento para las mismas son los jabones de PH ácido y sin fragancias.

Existen también en el mercado antihistamínicos y corticoides de uso tópico pero estos deben utilizarse por recomendación de nuestro médico.

Algunas remedios más caseros:

  • Mantener la piel sana e hidratada
  • Usar productos adecuados para cada tipo de piel
  • Mantener una dieta sana y equilibrada rica en fruta y verdura
  • Evitar en la medida de lo posible el aire acondicionado y la calefacción muy alta
  • Utilizar ropa no muy ajustada que nos haga daño en la piel
  • Los baños y duchas con agua tibia, esponjas suaves y evitando geles y jabones agresivos

 

 

,

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario