Remedios para empachos

Escrito por QMDP el 24 diciembre, 2012

Lo que nosotros conocemos normalmente como empacho, técnicamente se llama Dispepsia, la definición de dispepsia es un dolor o molestia centrada en la zona abdominal superior (estómago o vientre).

Esta molestia puede presentar cualquiera de estos síntomas:

  • Naúsea
  • Sensación de saciedad o estómago lleno
  • Hinchazón abdominal

Existen algunos factores que nos predisponen a tener esta sensación como pueden ser las comidas copiosas, el alcohol y el tabaco. No todas las personas tenemos la misma capacidad para digerir. Está demostrado que el paso de los años también nos influye a la hora de hacer las digestiones: cuando nuestro aparato digestivo no puede realizar correctamente la digestión secreta más ácido. Esta hipersecreción gástrica se conoce como acidez. Muchas veces esta hipersecreción influye en que la digestión sea más lenta y retrasa la evacuación.

Existen algunos medicamentos que nos pueden ayudar a aliviar esta sensación:

Antiácidos

Todos los medicamentos que contienen Alginatos, almagato, bicarbonato de sodio, carbonato de sodio, solos o en combinación, van a neutralizar la hiperacidez, y mejorarán las digestiones. Se toman entre 30 min a 1 hora después de la comida que nos ha producido esa sensación y no se debe sobrepasar la dosis diaria indicada en cada caso.

Antihistaminicos H2

Famotidina, actúa directamente sobre las células productoras de ácido disminuyendo la producción del mismo, con estos medicamentos, el alivio de los síntomas empieza a actuar 1 hora después de haberlo ingerido, y puede durar hasta 9-12 horas. La dosis que podemos dispensar en farmacia sin receta es de 10 mg, se aconseja tomar cuando aparezcan las molestias, o también 1 hora antes de comer para evitar esa sensación. No debemos superar la pauta de 20 mg / día, distribuídos cada 12 horas.

Estos medicamentos son para utilizar de manera puntual, en el caso de que las molestias persistan una vez transcurridos unos días, debemos acudir a consultar a nuestro médico. También recomendamos después de los excesos, cambiar nuestros hábitos, durante unos días, con el fin de darle un poco de tregua a nuestro aparato digestivo:

  • Evitar las comidas ricas en grasas, y especialmente aquellas que el paciente sabe que no tolera bien.
  • Las comidas deben ser pequeñas y repetidas, en lugar de únicas y copiosas.
  • Evitar hacer ejercicio físico o dormir, por lo menos 3 horas después de haber comido.
  • Evitar café, chocolate, alcohol y tabaco.

, ,

Deja un comentario