Repaso de los mejores anticonceptivos

Escrito por QMDP el 12 septiembre, 2018

Hoy en día disponemos de una oferta muy amplia de métodos anticonceptivos que nos permite escoger el que mejor se adapte a nuestras preferencias o necesidades. Principalmente podemos dividirlos en dos grandes grupos:

Anticonceptivos barrera

Los conocidos preservativos actúan como una barrera impidiendo que los espermatozoides lleguen al óvulo de forma física. Pueden ser masculinos o femeninos.

Preservativo masculino

Comúnmente conocido como condón o profiláctico, tiene forma de funda y se coloca alrededor del pene de forma que el semen queda atrapado en su interior. Están hechos de látex y normalmente impregnados de espermicida.

Preservativo femenino

Parecido al preservativo masculino pero con un aro más ancho y rígido para que no se deslice al interior de la vagina donde crea una barrera que evita que el esperma llegue al óvulo. También pueden ser insertados en el ano.

Si lo que nos preocupa son las Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), el preservativo, tanto el femenino como el masculino, es el único método anticonceptivo que nos protege en situaciones de riesgo.

Existen otros métodos barrera como el diafragma, los espermididas o las esponjas vaginales pero su eficacia es menor que la de los preservativos.

Anticonceptivos hormonales

Compuestos por hormonas sintéticas femeninas que alteran los niveles de hormonas normales impidiendo la ovulación.

Píldora anticonceptiva

Uno de los métodos hormonales más eficaces, impide la ovulación, modifica la mucosidad del cuello uterino haciendo más difícil el avance del esperma y altera el revestimiento del útero haciendo más difícil la implantación del embrión.

Es un método cómodo y seguro pero requiere de mucha constancia en la toma, existen muchos tipos de píldoras y cada una tiene su pauta. Además como cualquier medicamento puede tener efectos secundarios. Si nos decidimos por un método hormonal, lo mejor es acudir a un especialista, un ginecólogo analizara nuestros parámetros y necesidades hormonales para ayudarnos a elegir el anticonceptivo que mejor se adapte.

Anillo vaginal

Es un aro flexible que se coloca el el cuello del útero y va liberando hormonas, se coloca durante tres semanas y da protección para un mes, su eficacia es similar a la de la píldora con la ventaja de que no hay que tomarlo diariamente.

Parches anticonceptivos

Son unos parches que se colocan en la piel y van liberando hormonas de forma continuada, se colocan en la parte superior de la espalda, en los gluteos o en los brazos y se cambian una vez por semana durante 3 semanas. Tienen una alta eficacia y con ellos también evitamos tener que hacer una toma diaria.

Anticonceptivos inyectables

Se trata de una inyección de hormonas por vía intramuscular, existen inyecciones anticonceptivas mensuales y trimestrales pero su uso debe estar indicado por un médico.

DIU

Un dispositivo con forma de “T” que se coloca en el útero y va liberando hormonas evitando la implantación del embrión. Su duración es de 4 o 5 años y debe ser colocado por un especialista. También existe otro tipo de DIU que no libera hormonas y está compuesto por hilo de cobre, actúa como método barrera y puede durar hasta 12 años.

Implante anticonceptivo

Un pequeño dispositivo de plástico que se coloca bajo la piel y libera hormonas evitando la ovulación. Debe ser implantado mediante una pequeña intervención quirúrgica y su duración es de hasta 5 años.

Debemos entender que existen muchos métodos de evitar el embarazo pero salvo los preservativos lo demás deben estar prescritos por un especialista, puedes ampliar la información en el siguiente vídeo de nuestros amigos de Farmacia Rego Lodos pero no olvides acudir a tu ginecólogo.

Sin comentarios todavía.

Deja un comentario